21/03/2019

¿Qué valorar a la hora de contratar a un cuidador de ancianos?

Cuidado mayores
Hay personas que durante su vida han dado mucho por nosotros y cuando llegan a una cierta edad se encuentran en una situación de dependencia.

Son esos momentos donde decidimos devolverle parte de su cariño y dedicación hacia nosotros y cubrir la necesidad de que reciban unos cuidados debido a su situación. Es entonces cuando nos planteamos la necesidad de contratar a una persona que le preste la atención y los cuidados que precisa.

Esa necesidad siempre genera una duda: ¿cómo selecciona a la persona correcta para cuidar a esta persona mayor? Lógicamente, hay ciertos aspectos básicos que tendremos en cuenta: su actitud, que sea amable, que tenga experiencia, que disponga de los conocimientos necesarios, etc. Pero, además, hay otros aspectos que tenemos que tener en cuenta. Vamos a verlos.

Características de una buena cuidadora de ancianos

En primer lugar, tienes que tener claro cuales son las necesidades de la persona dependiente (medicación, si necesita ayuda para moverse, etc), porque no es lo mismo si la persona padece de alguna enfermedad de deterioro mental, de movilidad o de que necesite unos cuidados muy específicos.

Habilidades de un buen cuidador de ancianos

Una vez tengamos claras cuales son las necesidades que cubrir empezaremos a buscar a la candidata para el trabajo. No sólo tendremos que valorar su carácter o su experiencia, sino que también en función de las actividades complementarias que podría tener que realizar.

Algunas de las preguntas que tenemos que hacernos son:

  • ¿Tiene la formación adecuada para cuidar a la persona dependiente?
  • ¿Acepta el tener que hacer tareas domésticas? Sea cada día o en momentos puntuales
  • Si una de las características es la falta de movilidad, ¿tiene la fuerza necesaria para levantar y ayudar a la persona dependiente?

Necesito que tenga conocimiento de enfermería

Pero en ocasiones, el caso puede ser más complicado que simplemente realizar un acompañamiento y unos cuidados básicos, el anciano podría necesitar de que la cuidadora disponga de conocimientos de enfermería, en ese caso, tendríamos que plantearnos un profesional cualificado.

Un plan de trabajo

Es muy importante que la persona a la vayamos a contratar nos explique como enfoca ella el trabajo. es vital que tenga la empatía necesaria para hacer más llevadero el día a día del anciano, hacerle sentirse activo y prever cualquier problema. Esto nos dará la tranquilidad necesaria de saber que dejamos a nuestro familiar con una persona que nos genera confianza.

¿Dónde buscar un cuidador?

Aquí, en Selhome, disponemos de diversos perfiles con la experiencia y conocimientos necesarios, contacta con ellos, entrevístalos y esperamos que este artículo te ayude a seleccionar al mejor profesional.